islas-privadas.jpg

Por suerte o por desgracia hoy en día se suelen vender la islas para uso privado, algo que puede parecer una locura pero que ocurre de manera muy frecuente y hay agencias donde puedes encontrar los diferentes precios de las muchas islas privadas, para que puedas disfrutarla tranquilamente, aunque para ello necesitas tener mucho dinero ahorrado, sobre todo cuando hablamos de unos 30.000 dólares en adelante, por lo que no son islas muy baratas que digamos.

Una gran isla para disfrutar en las costas de Portugal, con 300 metros de costa para ti solito, te puede costar unos 240 millones de euros, que ya es una cantidad bastante respetable y que desde luego requiere de una inversión multimillonaria. Este tipo de islas suelen ser el lugar perfecto para las personas que tienen mucho dinero y que no les importa tirarlo comprando algunas de estas islas, donde pueden construir todo lo que quieran, tanto aeropuerto privado, casas, entre otras cosas.

Pensar en tener nuestra isla privada es un sueño, pero al menos soñar es gratis y disfrutar de manera virtual de nuestra isla, también. Lo mejor de todo es que este tipo de islas se venden a personas con mucho dinero, que simplemente tienen las islas como destino de vacaciones, para así no encontrarse a ningún turista que venga a molestarlo, por lo que pueden hacer todo lo que les apetezca y simplemente disfrutar de su pequeño trozo de tierra, aunque un trozo de tierra realmente muy caro y al alcance de muy pocas personas en todo el mundo.

Foto|Flickr