6.jpg

Sin embargo, en Gran Bretaña incitada 1898 muchos elementos para reconsiderar su política hacia Kuwait. Por ejemplo las actividades militares otomanos cerca de Basra, y los planes rusos y alemanes que amenazaban a intereses británicos en la región del golfo árabe. Así, en base de una decisión de señor Curzon, el virrey británico en la India, aguamiel residente política británica concluyó un acuerdo del protectorado con la regla de Kuwait, jeque Mubarak Al-Sabah el 23 de enero de 1899, que definió Kuwait como:

“Un país independiente bajo protección británica”

Gran Bretaña prometió proteger al jeque Mubarak y sus herederos, y alternadamente estos últimos acordaron no concluir ningún tratado con otros poderes, de no admitir ningún agente extranjero y de no ceder ninguna parte del territorio de Kuwait sin el consentimiento de los británicos.

Este acuerdo limitó los derechos de Kuwait de tratar concluyente de sus tierras sin la aprobación británica. Sin embargo, el acuerdo no dio a Gran Bretaña el derecho de intervenir en los asuntos internos de Kuwait.

En noviembre de 1914, Gran Bretaña reconoció Kuwait como emirato independiente que disfrutó de la protección británica.

Desde 1934, las relaciones Kuwaití-Británicas fueron más allá del dominio árabe, fueron influenciadas por la otra mayor influencia internacional debido a la competición de compañías americanas en la perforación para el aceite en Kuwait y otros emiratos del golfo árabe.

En la escena interna, Kuwait atestiguó los avances relacionados con la regla y la administración local. En 1921, la cita formó al consejo consultivo del estado. La segunda escuela regular nacional fue establecida y llamó la escuela Al-Ahmadiya.

Fue dada el nombre del emir de Kuwait en aquel momento, jeque Ahmad Al-Jaber Al-Sabah. La primera escuela regular nacional había sido inaugurada en diciembre de 1911. Fue llamada la escuela del Al-Mubarakiya después del nombre de la regla de Kuwait, jeque Mubarak Al-Sabah.